Multitud de trabajadores y trabajadoras brasileñas recordaron el 1 de mayo y repudiaron el golpe derechista

Tomado de Resumenlatinoamericano.org

 

26147394273_7d3e5a3028_z

 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció el aumento de algunos beneficios sociales durante su intervención en un acto sindical de celebración del 1 de mayo. “Voy a resistir y luchar hasta el final”, dijo la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT) en Sao Paulo, en un acto organizado por la Central Única de Trabajadores (CUT), al referirse al proceso de juicio político que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados y ahora está en manos del Senado.

Tanto Rousseff como el PT consideran ilegítimo el proceso, puesto que niegan que la mandataria haya violado la Ley de Responsabilidad Fiscal, tal como aseguran los autores de la petición, y califican la acción de “golpe”. “Los golpistas intentan violar la Constitución por haber perdido las elecciones” en octubre de 2014, dijo en referencia a los comicios en los que conquistó su segundo mandato.

También acusó a la oposición y a sus ex aliados de haber boicoteado en el Congreso todas las propuestas del Ejecutivo destinadas a evitar que se agravara la crisis económica del país, que se encamina a un segundo año consecutivo de recesión.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del vicepresidente de la República, Michel Temer, y otros partidos que componían la coalición oficialista rompieron con el Gobierno en las vísperas de que la Cámara de Diputados aprobara, por 367 votos a favor y 137 en contra, el enjuiciamiento de la presidenta. “Ellos no aprobaron las propuestas que Brasil necesitaba. Apostaron siempre contra el pueblo”, denunció Rousseff. “Y lo más grave es que impidieron que el país combatiera la crisis y el desempleo”, añadió.

Durante su intervención, ratificó un anuncio que ya había sido adelantado por la prensa: el aumento de un nueve por ciento en los beneficios que otorga el Gobierno a familias pobres a través del programa Beca Familia, y un reajuste del cinco por ciento en el Impuesto de Renta que también conllevará un incremento de gastos para el Gobierno. Al hacer los anuncios, Rousseff descartó que los mismos pongan en riesgo las finanzas públicas, que ya están en rojo.

26683305841_53b3151a4b_b

Rousseff atacó al vicepresidente Temer, quien ya se prepara para asumir en forma interina el Gobierno a partir del 11 de mayo. Ese día está prevista la votación en el Senado de la apertura del juicio contra la presidenta. Según sondeos que realizan medios locales, es casi irreversible el enjuiciamiento, una vez que 50 senadores ya manifestaron que votarán a favor del “impeachment”, nueve más que el mínimo necesario.

La presidenta afirmó que Temer y su equipo “quieren acabar con la valorización del salario mínimo y con los reajustes a los jubilados” y reducir los programas como el Beca Familia y Mi Casa, Mi Vida, que otorga viviendas populares. “Van a acabar con el Bolsa Familia para 36 millones de brasileños. Van a afectar a quienes más precisan, los niños”, acusó.
Foto: Mídia Ninja
manifestação

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s